¿Puedo dejar a mi gato solo en vacaciones?

Los gatos son, junto a los perros, los animales de compañía más populares en España, no obstante, son muchas las personas que aún tienen dudas acerca del tiempo que pueden pasar solos en casa. Si bien algunos gatos son capaces de racionar correctamente su alimento, eso no significa que puedan pasar varios días sin compañía y es que aunque tengan fama de independientes, los felinos necesitan socializar de forma regular, así como ser supervisados por sus tutores.

¿Te preguntas si puedes dejar a tu gato solo en vacaciones? La respuesta es un “NO” rotundo y en AVDA (Associació de Voluntaris per la Defensa dels Animals de Barcelona) vamos a explicarte los motivos más importantes y te ofreceremos algunos consejos para que puedas marcharte de vacaciones de forma segura.

puedo dejar a mi gato solo por vacaciones.jpg

¿Cuántos días se puede dejar solo un gato?

Los veterinarios expertos en etología (ciencia que estudia el comportamiento de los animales) recomiendan que nuestros animales de compañía no pasen más de 6 u 8 horas al día solos. Los motivos son variados e incluyen posibles riesgos en el hogar (que el animal se quede atrapado en algún sitio), la falta de socialización, la posible aparición de estrés, que el animal derrame todo el agua, etc.

Cuando nos ausentamos más de 12 o 24 horas e incluimos nuevos utensilios en el hogar, como bebederos dispensadores o comederos extra, podemos provocar rechazo por parte del gato y la consecuente aparición de anorexia (el gato deja de comer y/o beber).

Por todos estos motivos, no es en absoluto recomendable dejar a un gato más de 24 horas solo, un fin de semana o entre 3 y 15 días, lo que suelen durar las vacaciones. ¿Qué podemos hacer entonces? A continuación te orientaremos un poco para que sepas dónde dejar a tu gato durante las vacaciones para que no padezca ningún problema mientras no estás allí para supervisarlo.

cuantos dias puede estar un gato solo.jpg

¿Dónde dejar a mi gato en vacaciones?

No es fácil tomar una decisión con respecto a dónde dejar a nuestro gato cuando nos marchamos, por ese motivo, te ofrecemos una lista con ideas y sugerencias valorando además como influyen en el bienestar de nuestro felino.

Antes de elegir una opción u otra, deberás valorar el carácter de tu gato de forma particular, pues algunos animales se muestran más sensibles que otros ante los cambios. De hecho, es común que los gatos puedan pasar por pequeños episodios de depresión o tristeza cuando se separan de sus figuras de referencia.

Por esa razón, dependiendo de su forma de interactuar con las personas desconocidas, la habituación a los viajes en coche o la adaptación a un nuevo hogar, deberás tener en cuenta de forma distinta las siguientes opciones:

  1. Pedir ayuda a un familiar o amigo: siempre podemos pedir a una persona de nuestra confianza que visite el hogar una vez al día para asegurarse que nuestro animal está en buenas condiciones y que dispone de agua y alimento.
  2. Canguro a domicilio: no todas las personas tienen la predisposición de dejar las llaves de su hogar a una persona desconocida, sin embargo, el estrés para el felino es mínimo, quien disfrutará cada día de agua y comida renovada, así como de un tiempo de socialización fundamental. Una opción es apostar por empresas serias y comprometidas con el bienestar animal (como puede ser Gatuari en la ciudad de Barcelona) para que dejemos a nuestros gatos en manos de profesionales.
  3. Guardería para gatos sin jaulas: es una opción indicada para gatos que están correctamente socializados con otros felinos, ya que, el impacto de un cambio de entorno no será tan drástico si no está privado de movimientos y además puede relacionarse con otros animales y personas. Un ejemplo de plataforma que nos permite encontrar canguros para gatos es Yoopies.es.
  4. Hospital o clínica veterinaria: algunos centros veterinarios ofrecen un servicio extra de guardería, lo que nos ofrece una garantía asegurada en cuanto a salud, medicación y nutrición de nuestros felinos. Es especialmente indicado para gatos cachorros, ancianos y animales con problemas de salud. Por contra, suelen mantener a los gatos en boxes, lo que supone altos niveles de estrés.
  5. Residencia felina: los centros especializados cuentan con profesionales experimentados en el manejo de estos animales. En ocasiones, algunos centros ofrecen también servicios extra, como atención veterinaria, medicación, estimulación mental, etc. También suelen tener a los animales en boxes, lo que afecta de forma negativa a su bienestar.

Ahora ya sabes por qué no puedes dejar a tu gato solo por vacaciones, pero también conoces algunas alternativas que pueden asegurar su buen estado de salud, físico y mental. ¿Cuál de estas opciones consideras que es la mejor? Comparte este artículo con tus comentarios para que más personas sepan dónde pueden dejar a sus felinos estas vacaciones. ¡Muchas gracias!

gato residencia felina